4 oriente 2 Norte 1280

Talca, Región del Maule, Chile.

Consultas al Mail:

consultas@talcadaem.cl

Horario de Atención

Lunes a Viernes: 9:00 hrs- 17:00 hrs

20 de agosto:

Linda, la perrita desobediente

20 de agosto: Linda, la perrita desobediente

Linda era una perra muy pequeñita que vivía junto a sus padres. Todo era comodidades y cariños para ella, pero Linda no respondía a todo aquel cariño de sus padres con amor y agradecimiento, al contrario. Linda disfrutaba rebelándose contra todo y plantando cara a sus padres con cualquier pretexto absurdo. Pero un día, su rebelión se convirtió en algo muy preocupante para sus padres: Linda no quería probar bocado. «¿Por qué se comporta así?», se preguntaban sus padres sumamente preocupados por ella. No entendían el motivo de aquel extraño comportamiento, ya que procuraban preparar los mejores y más suculentos bocados siempre para ella.

La negación de Linda a comer llegó a tal extremo, que sus padres tuvieron que llevarla al médico para que le recetase unas buenas vitaminas con las cuales poder seguir correteando y ladrando de aquí para allá. Pero a pesar de aquel toque de atención, Linda continuaba comportándose de manera terca e imprudente.

¿Por qué he de comer cuando otros lo digan? – Exclamaba continuamente Linda, sin darse cuenta del alcance y de la peligrosidad de su acto.

De este modo transcurría el tiempo Linda, que iba enflaqueciendo poco a poco a ojos de todos los que la rodeaban. Pero un buen día, los padres de la perrita tuvieron la fortuna de escuchar el consejo de un gran amigo:

Tienen que conocer a mi vecino. Es el perro más atlético de todo el barrio y seguro que hará buenas migas con Linda – Dijo el amigo de la familia entusiasmado.

Y de esta forma, Linda conoció a Thor, un fantástico galgo que había sufrido mucho en el pasado y que ahora dedicaba su tiempo libre a hacer amistades y a disfrutar de la práctica del deporte y del tiempo libre. Una vez enterado de su problema, Thor decidió contarle a Linda algunas de las experiencias que él mismo había vivido:

Los galgos no siempre la tenemos fácil en la vida. Muchos humanos nos acogen para ayudarles a cazar pájaros, y demás animales, y tras agotarnos con jornadas extremadamente cansadas, nos abandonan casi sin despedirse de nosotros. Y pasamos mucha hambre, pero nadie nos da de comer.

Linda, asombrada y entristecida por la historia de Thor, se dio cuenta de lo cruel que había sido con sus padres. Thor y Linda pasaron juntos unos días extraordinarios, llenos de juegos y de paseos por montañas y preciosos valles. Hicieron tanto ejercicio y hablaron de tantas cosas que, al volver a casa, Linda se moría de hambre y de ganas de sentirse a la mesa junto a su familia.

utpdaem

error: Contenido con Protección